Odio elegir



Ya no caben más mensajes
Memoria llena
Libere espacio en su disco duro



Mi vida está repleta de mensajes de este tipo. Por favor, elige qué es lo que vas a dejar atrás, por favor, borra contenidos y deja espacio libre para que entren otros nuevos. Contenidos, rostros, palabras, promesas, trabajos, proyectos, deseos, viajes, cabreos, paseos, infidelidades, recuerdos, amantes, citas, sexo.

En el móvil se me acumulan los mensajes. Guardo algunos, incluso, desde hace años, han ido pasano de móvil a móvil, grabados en la sim. No consigo borrarlos pero claro está, la memoria se llena y tengo que borrar otros. Entonces me mata la incertidumbre, la duda, ¿habré borrado los que tenía que borrar? ¿no me arrepentiré luego?

Cómo cuesta acertar.

Elige, elige, elige. Y si no quiero elegir, ¿qué pasa? Ahora, gracias a Gmail, no hay que elegir. Tengo la bandeja de entrada atestada de mensajes… apenas borro ninguno. Te puedes permitir la chulería de acumularlos, puedes pensar que no tiene emoción, que todo cabe, que todo se guarda. Aunque no valga la pena. No hay que elegir. Pero cuando buscas ese mensaje especial te da pena porque está en medio de un montón de basura laboral y social.

Ya no caben más mensajes…

Una vez más… Segundo premio…

3 comentarios:

Poledra 4/2/05 17:46  

Cachis, y descargar los mensajes del móvil al PC?(A mí tampoco me gusta elegir)

Carol Blenk 4/2/05 23:31  

Poledra, del móvil al PC sólo paso las fotos, los mensajes nunca. Mira, será que en el fondo una es así de idiota, me gusta conservar los sms en su soporte original, me da no sé qué verlos fuera de la pantallita...

Gonzalo 7/2/05 13:51  

A mí me sucede que los mensajes más antiguos (y los más valiosos porque han sobrevivido a más cambios de móviles) no me emocionan lo mismo en la pantalla de la nueva terminal que en la original. Ay, ¿ubi sunt ese Alcatel OneTouch?

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer