Los camareros tienen prohibido servirme copas

Entras de puntillas en mi casa. Te sientas a mi lado mientras conduzco y me enciendes un cigarillo con tus labios y sin mechero. Me entretienes tanto que por ti pierdo trenes, reuniones y semáforos en verde. Por ti he perdido hasta el invierno. Que no me he enterado de que está aquí. Y casi no lo estoy disfrutando. Barcelona ya no soy yo. Barcelona eres tú. Y ya no puedo dejar de recorrer el Passeig de Gràcia sin detenerme en las tiendas que te gustan, sin entrar a tomar café donde tú te sientas siempre. Barcelona sin ti ya no es Barcelona, es una mierda de ciudad llena de ruido y de graffittis sin gracia. Quiero volver a ver exposiciones de Nam June Paik contigo. Para que me susurres al oído que no, que a ti no te gustan nada, para que me dejes sola, con la boca abierta, mientras tomo apuntes para el trabajo. En Barcelona no llueve si tú no estás. Lo he comprobado. No te rías. En Barcelona, los camareros tienen prohibido servirme copas. De todos los cafés del mundo, tuvo que entrar en el mío. Me he vuelto invisible y nadie me habla. He perdido el trabajo y el nombre. Quieren bautizarme de nuevo pero no me dejo. Si tú adivinaste mi nombre, que se jodan el resto. Mi número de teléfono no sale en la guía, pero siempre me llamas. Y me interrogas en inglés y yo te chapurreo con acento de vasca-argentina, -kaixo, mi amor- te descojonas cuando me pongo cínica, cuando me disfrazo de zíngara para ti, y al final nos olvidamos de que el mundo no se reduce a un pequeño círculo polar. Por mucho que nos empeñemos. Yo sigo amando el invierno casi tanto como tú lo odias.

When you were here before
Couldn´t look you in the eye
You´re just like an angel
Your skin makes me cry
You float like a feather
In a beautiful world
And I wish I was special
You´re so fuckin´ special

But I´m a creep, I´m a weirdo.
What the hell am I doing here?
I don´t belong here.

5 comentarios:

Poledra 13/2/05 14:03  

Es cierto:

No pertenecemos a lugares, sino a personas..buenísimo.

Gonzalo 15/2/05 01:40  

A veces las formas sumergen el mensaje hasta dejarlo asomar lo justo como para que lo entendamos mejor de lo que lo explican. A veces nos roban el mes de abril. Pues que se lo queden. A veces el invierno, cuando no llueve con saña, es agradable, y la gente sonríe como si la bufanda de H&M les hiciera cosquillas. A veces te conectas a Internet y descubres que lees antes algunos blogs que el correo electrónico. A veces, supongo, será mejor así. Porque no puede ser de otra manera, claro. Y tampoco está tan mal. Es uno de los mejores posts que he leído, y este, supongo, uno de esos comentarios que nadie debe entender. Porque no acabo de dominar el mandamiento de la primera frase. Un abrazo invernal.

Lulamy Angouleme 15/2/05 19:57  

Tienes razón, a veces pienso lo mismo. Con la diferencia que yo lo hago con Madrid ¿Qué cojones hago en Madrid, si he ido perdiendo el significado de la ciudad sin alguien?
En fin, a reinventarnos (otra vez) estoy perdiendo la poca paciencia que me tocó en el reparto de dones.
Besazos

Carol Blenk 15/2/05 22:07  

Poledra, el gran caos viene cuando comienzas a dejar de pertenecer tanto a las ciudades como a las personas...

Gonzalo, cada vez me gusta menos leer mis mails, sólo me llegan malas noticias y problemas que soy incapaz de resolver a tiempo. Yo también leo algunos blogs, antes de ir a dormir, porque es como si me tomara un café y charlara unos minutillos con esas personas, a distancia, pero cerca. ¿Sabes? Deberías escribir más comentarios como el que me acabas de dejar aquí, pero en forma de post, en tu blog. Piénsalo.

Lulamy, ¿hacemos un cambio de ciudad? Aunque no sé, no sé, Madrid me asusta un poco, seguro que me siento como una hormiguita... A veces es bueno perder la paciencia, puede activarte ciertas fuerzas que creías ocultas o inexistentes. ¿Te has enterado de algo? Supongo que no, pero me encanta ser críptica.

Holden 16/2/05 17:18  

Un post a la altura de la letra de Radiohead: dolorosamente hermoso. Hay veces que sí, que sucede, que el mundo es un pequeño círculo polar.

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer