"Quiero hablar con Gaspar"



- Quiero hablar con Gaspar.
- Gaspar no está disponible, puede hablar con Melchor si lo desea.
- No. He dicho con Gaspar.
- No puede ser. Confórmese con Melchor o con Baltasar.
- Mire, no me ponga nerviosa, ¿vale? He venido desde muy lejos para hablar con él así que déjese de puñetas y déjeme pasar.
- Imposible, señorita.
- Muy bien, usted lo ha querido. Voy a entrar por la fuerza.
- Eh, eh! ¿Pero qué hace? No puede entrar ahí!!!!

.................................................................................

- Hola.
- Hola, ¿te conozco?
- Sí, soy Carol.
- Ah, yo Gaspar, encantado.
- No puedo decir lo mismo.
- ¿Cómo?
- Lo sabes muy bien. Perdiste mi carta.
- No entiendo.
- Que perdiste mi carta y sólo he encontrado carbón esta mañana.
- Será porque te lo merecías, ¿no?
- Sí, claro que lo merecía, pero no tantos kilos, joder, tengo la cocina echa un asco.
- Bueno, ¿qué quieres que haga?
- Rectifique, su majestad.
- No puedo hacer eso. Los Reyes ya hemos cumplido con nuestro trabajo. Tendrás que esperar hasta el año que viene.
- Y una mierda, su majestad. No puedo esperar más.
- ¿Tanto te urge? ¿Quién demonios te has creído que eres, so niñata? ¿Sabes la de problemas y miserias que hay en el mundo? Sal ahora mismo de aquí si no deseas tener problemas...
- Saque un papel y apunte lo que le voy a pedir. No se lo diré dos veces.
- ¿Me estás amenazando?
- Sí, y puedo tener muy mala leche.
- Ya veo, ya...
- A mí no me engaña, tenemos de tiempo hasta hoy a las doce de la noche así que póngase las pilas por favor.
- De acuerdo, voy a tomar nota de lo que me pides pero sé breve, por favor. Tenemos que regresar a Oriente...
- Bien, deseo que me traigan las cosas siguientes: un trabajo estable, un iPod, salud y felicidad para la gente que quiero y poder pasar más tiempo con mi pareja.
- ¿Nada más?
- Suficiente.
- Pues ahora haga el favor de salir.
- ¿Me concederá lo que he pedido?
- ¿Acaso alguna vez te he fallado?
- Siempre, su majestad, siempre.
- Entonces no tengo nada más que añadir. Hasta el año que viene.
- Hasta el año que viene. Que tengan un buen viaje de regreso a Oriente.
- Y tú a la realidad, chica, y tú a la realidad...

5 comentarios:

Elanor 6/1/05 22:33  

Me gustó mucho el texto, oye, escribes muy bien...
Bueno, solo era para decite eso. Un beso

Carol Blenk 6/1/05 22:45  

Gracias por tu comentario, pero el talento no es mío sino de la navidad que me inspira horrores (la palabra en su sentido más literal, por favor). Un beso.

Gonzalo 7/1/05 00:09  

En la realidad tampoco se está tan mal, pero ¿si tuvieras que elegir sólo una de las peticiones? Besos, and wellcome back to reality!

Carol Blenk 7/1/05 00:18  

Gonzalo... como es tarde y sé que no nos lee nadie... te seré sincera... me quedo con la última de las peticiones, sin duda. Ya sé que es bastante egoísta pero mira, me vence el amor (perdona la cursilería, ay)

Un beso

Poledra 7/1/05 01:07  

jajajaja, todas somos unas noñas Carol.

Mira tú por dónde,es tarde, pero no tanto...

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer