Lo inútil, lo admirable

La única disculpa de haber hecho una cosa inútil es admirarla intensamente

(Prefacio de El retrato de Dorian Gray, Oscar Wilde)


Mi lista de cosas inútiles crece de manera increíble. Cada día me supero. Pero es que ya no puedo cambiar. Es demasiado tarde. Me refugio en la cita de Wilde como una bellaca cobarde. Qué ingenua.

Lo único que quiero tener claro -necesito creerlo- es que el año que viene va a estar lleno de cambios. Que sean positivos, eso ya no lo puedo asegurar.

2 comentarios:

Gonzalo 14/12/04 23:11  

Lo más bello suele ser estrictamente inútil. O mejor aún, sólo lo más inútil puede ser perfectamente bello, aunque esto vaya en contra de todo el diseño que estudiado. Bueno, que Philippe Starck me perdone...

Carol Blenk 15/12/04 00:33  

Curiosamente, mis recuerdos más preciosos provienen de cosas inútiles: cartas, canciones, paseos, cenas... Pero, ¿qué entendemos por "inútil"? ¿Lo que no sirve para un objetivo fijado de antemano? Mejor lo dejo, que esto tiene pinta de filosofía baratilla...

En todo caso, me gustan los diseños de Philippe Starck, aunque muchos de ellos sean algo "inútiles" pero son bellísimos!

Banda sonora del blog

Las canciones que aparecen en el blog

Follow by Email

Sección reivindicativa

De otro planeta

Carol

La pertenencia, Gema Nieto

Seguidores

Desaparecer